El asilo humanitario es la práctica de ciertas naciones de aceptar en su suelo a inmigrantes que se han visto obligados a abandonar su país de origen debido al peligro que corrían por causas raciales, religiosas, guerras, guerras civiles, catástrofes naturales, hambrunas, etc.

Tal condición es indicada por la ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) y en su página web establece, entre otros puntos importantes que “ son refugiadas aquellas personas que tengan un temor fundado a sufrir persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a grupo social determinado u opiniones políticas, sin que las autoridades de su Estado puedan o quieran protegerla. Estas personas, podrán solicitar asilo en un país seguro. Es decir, tendrán derecho a refugiarse en otro país siempre y cuando las autoridades de su Estado toleren dichas amenazas, no quieran o no puedan otorgarles protección efectiva”.

Sostiene, además que “Desde el momento en que una persona solicita protección internacional está protegida por el principio de no devolución, norma fundamental de los derechos humanos. Esta norma implica que nadie puede ser expulsado, devuelto o extraditado hasta que se resuelva su solicitud de protección”.

En el caso de los países europeos, existe el  “Reglamento de Dublín” que establece que el Estado miembro de la Unión Europea al que llega por primera vez una persona, o que expidió a esa persona un visado o un permiso de residencia, es el responsable de tramitar su solicitud de asilo. Es decir, como norma general, si te registras en España como solicitante de asilo, posteriormente no podrás hacerlo en otro país. No obstante, hay excepciones en algunos casos en los que existen vínculos familiares y situaciones de dependencia”. En Emigrando.net te asesoramos en esta materia para que tus trámites sean los correctos.

La ley española incluye expresamente a las personas que huyen por temor a sufrir persecución por motivos de género (actos de violencia sexual, violencia doméstica y familiar, planificación familiar forzada, mutilación genital femenina…) y por razones de orientación sexual o identidad de género.

Si usted es solicitante de asilo, le informamos que la autoridad competente para resolver su caso es la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior del Gobierno de España, nosotros, como mencionamos anteriormente lo asesoramos en su proceso.

Hasta el año pasado (2020) ciudadanos provenientes de países latinoamericanos se convirtieron en los mayores solicitantes de asilo en España y Venezuela a la cabeza de esas cifras, seguida por Siria, Ucrania, Honduras seguidos del colectivo Marroquí, argelinos, palestinos.

“El asilo requiere unas condiciones muy rigurosas que tienen que ser demostradas ante las autoridades. Los venezolanos llegan huyendo y no tiene muchas veces cómo demostrar esa persecución”, asegura a LA RAZÓN el abogado venezolano William Cárdenas. “La autorización temporal a los venezolanos les permite vivir en España sin tener que depender del Estado, dejan de ser una carga y generan beneficios porque trabajan, pagan impuestos y contribuyen a descongestionar las oficinas de asilo y refugio que están recibiendo muchísimas solicitudes”, añade.

 “España marcó el camino que después han seguido otros países, como ahora Estados Unidos y como Colombia, que tomó una resolución bastante más contundente porque aprobó una residencia por diez años de duración que favorece a casi dos millones de personas”, explica Cárdenas, quien agradece a las autoridades españolas “la generosidad” de acoger a miles de venezolanos “que huyen de un país sin medicinas, sin alimentos, sin respeto a los derechos humanos”. A juicio de este abogado venezolano, “es importante que este proceso de mantenga y se intensifique en los próximos años”.

En España, el proceso se inicia cuando el expediente se introduce en la dependencia respectiva y se complementa con entrevistas al solicitante. En la fase siguiente el expediente se analiza y se admitirá o no el trámite de solicitud. Un expediente muy bien armado y con las pruebas necesarias podría ser sinónimo de aceptación  y en consecuencia de emisión de la Tarjeta Roja que le otorga al solicitante el permiso para residir y trabajar en territorio español. Una vez admitida a trámite la solicitud, la Ley indica que debe de tomarse una decisión en un periodo máximo de seis meses. Sin embargo, el proceso suele durar más

Aun cuando se otorgue este permiso, no implica que el trámite esté aprobado y deberá estar pendiente de las renovaciones, así como si es negada la solicitud, lo cual amerita otro proceso administrativo y nosotros le asesoramos y acompañamos.

Es muy importante, que si desea solicitar Asilo o Refugio en España, consultes al grupo Emigrando.net donde expertos le apoyarán en el abanico de gestiones que requieran de Extranjería en España.

×