Una sentencia que crea jurisprudencia y beneficia a los extranjeros que deseen gestionar su residencia en España y hayan trabajado en un período de tiempo establecido.

El arraigo laboral es un requisito de la legislación española para dotar de un plano de legalidad a extranjeros en situación irregular. Se trata de un permiso de residencia temporal para quienes hayan trabajado como mínimo 6 meses y hayan tenido una residencia continua en España durante los últimos 2 años y no posea antecedentes penales en España y en su país de residencia los últimos 5 años.

El Tribunal Supremo ha dictado la sentencia ADMINISTRATIVO Nº 452/2021, Sala de lo Contencioso, Sección 5, Rec 1602/2020 de 25 de Marzo de 2021  que crea jurisprudencia, y modifica enormemente la interpretación que hasta este momento se seguía de la figura del arraigo laboral.

La Sentencia del Tribunal Supremo establece que no pueden limitarse como medios de prueba aquellos en los que el extranjero siempre ha trabajado estando en situación irregular o clandestina y admitiendo como válido aquellos casos en los que el solicitante de arraigo laboral ha trabajado de forma legal y en un momento determinado ha podido sobrevenir en irregularidad. De esta forma, dice el Tribunal Supremo, es posible acreditar situación de arraigo laboral mediante un informe de vida laboral que acredita relación laboral de más de seis meses.

Este instrumento cambia el panorama para muchísimos extranjeros que han solicitado el Estatuto de Asilado, Refugiado o Protección Internacional, que han estado trabajando en España de forma legal con su contrato, alta en Seguridad Social y un documento administrativo que así se lo permitía como la Tarjeta Roja o el conocido como Resguardo Blanco. La razón es que a muchos de estos extranjeros que le han denegado sus solicitudes de asilo o refugio quedaban en una situación irregular o con solo la posibilidad de aplicar por el Arraigo Social, pues, enhorabuena, ahora el Tribunal Supremo ha avalado la posibilidad de obtener la residencia por arraigo laboral en aquellos casos en los que se acredita simplemente que ha existido relación laboral por más de seis meses, nos siendo necesario que la misma haya sido de forma irregular o clandestina. El medio de prueba es tan fácil de obtener como pedir un informe de vida laboral a la Seguridad Social.

Así las cosas, con esta interpretación, sería perfectamente factible obtener igualmente una autorización de residencia por arraigo laboral en los casos que un extranjero que disponía de otro tipo de autorización de residencia y trabajo distinta a la tarjeta roja, como por ejemplo, una tarjeta por cuenta ajena, una tarjeta comunitaria, una residencia de larga duración, etc y que ha pedido su residencia legal, pueda acceder a esa autorización de residencia excepcional por arraigo laboral siempre que acredite su permanencia en España en los últimos dos años, carezcan de antecedentes penales y demuestren que han trabajado, legal o ilegalmente, al menos por seis meses.

×