Las uniones de parejas de hecho no son equiparables al matrimonio, aunque mucha gente piense que sí. Son dos instituciones totalmente distintas según la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, en línea con el Tribunal Constitucional. Sí comparten, no obstante, algunos elementos comunes.

La unión de hecho, es aquella que se desarrolla bajo una de coexistencia diaria, estable, con una duración temporal que se va consolidando a lo largo de los años, de manera pública y con acreditadas actuaciones conjuntas de los interesados.

El objetivo, al igual que en el matrimonio es la creación de una comunidad de vida amplia, de intereses y fines, en el núcleo de un hogar común.

En España? las parejas de hecho, no están reguladas a nivel estatal, No existe una ley de ámbito nacional, 14 de las 17 comunidades autónomas han aprobado una ley sobre parejas de hecho, aunque las obligaciones y derechos pueden ser diferentes según el lugar de residencia. A pesar que Castilla La Mancha, Castilla y León y La Rioja no tienen una Ley como tal que regule los registros de las parejas de hecho, sí que se regulan mediante Decreto.

Es importante acotar que en  España las parejas de hecho no existen como Estado Civil.

Las uniones de parejas de hecho se crearon, en un principio, para las parejas homosexuales, con el fin  de que pudieran inscribir sus voluntades, y sus relaciones personales y patrimoniales. Ahora, comprenden a todo tipo de parejas.

En materia de Extranjería, a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo, , se equipara al matrimonio con las parejas de hechos debidamente inscritas para la solicitud del permiso de residencia por ser familiar de un comunitario. Desde que se aprobó la medida, muchas parejas han conseguido por esta vía la tarjeta comunitaria.

Por lo que se refiere a los hijos, no hay mucha diferencia puesto que los derechos de los hijos están protegidos en todos los ámbitos y en todas las comunidades, tanto en derechos y obligaciones, como padres y en los derechos sucesorios de los hijos. Por tanto, no hay ninguna diferencia legal entre ser hijo de pareja de hecho o de matrimonio.

Hay marcadas diferencias entre pareja de hecho y matrimonio. Veamos:

Las medidas legales a favor de los hijos como por ejemplo son la custodia, la patria potestad, la pensión de alimentos o visitas del progenitor no custodio, cuando hay una ruptura en una pareja, son las mismas tanto en la separación como en el divorcio.

Realmente lo único que cambia es el procedimiento: en el matrimonio, la ruptura se tramita mediante un procedimiento de separación o divorcio, mientras que, en una pareja de hecho, se trata de un procedimiento verbal que puede ser de mutuo acuerdo.

Derecho a pensión de viudedad: Sí que encontramos alguna diferencia en los requisitos de acceso a una pensión de viudedad. En el matrimonio, el cónyuge con vida tendrá derecho a la pensión, independientemente del tiempo que lleven casados y de los ingresos del superviviente.

En el caso de una pareja de hecho, es necesario acreditar a través del empadronamiento un periodo de convivencia de cinco años previamente a la defunción y de dos años registrados como pareja de hecho. Además, los ingresos de la pareja viva no pueden superar un límite establecido por la Seguridad Social de cada Comunidad Autónoma.

En cuanto al régimen económico, por defecto, a la pareja de hecho no se le aplica el régimen de gananciales ni de separación de bienes, pero sí que pueden pactar e inscribir en el registro un documento público que contenga un convenio en que se recoja la manera en que se van a regir sus relaciones económicas.

Los miembros de una pareja de hecho no pueden tributar de manera conjunta la declaración de IRPF. Solo lo pueden hacer individualmente. Mientras que los cónyuges tienen la opción de hacerlo de manera conjunta o independiente.

Derecho a pensión compensatoria: tan solo Aragón, Baleares, Cantabria, Cataluña, Navarra y el País Vasco tienen regulado si se da un caso de ruptura de pareja de hecho y si hay que proceder con una pensión compensatoria o compensación económica para el miembro más desfavorecido. El resto de Comunidades Autónomas se aplica el Código Civil, por lo que generalmente, las parejas de hecho no tienen ningún derecho a una pensión compensatoria.

La pareja de hecho podrá disfrutar de asistencia sanitaria siempre que pueda demostrar que llevan viviendo juntos durante un año mediante la inscripción de registro.

Ante la defunción sin testamento, los derechos sucesorios dependerán de la regulación de cada comunidad autónoma: Aragón, Baleares, Cataluña, Navarra y el País Vasco sí que reconocen derechos sucesorios a las parejas de hecho, pero el resto de Comunidades Autónomas se aplica la regulación del Código Civil.

Requisitos para inscribirse como pareja de hecho:

  • Mayor de edad.
  • Acreditar mediante declaraciones de convivencia, firmadas por testigos, que llevan uno o dos años viviendo juntos.
  • No estar casado.
  • Que al menos uno de los dos miembros esté empadronado en esa Comunidad Autónoma. Esto se tiene que acreditar mediante un certificado de empadronamiento.
  • Dos testigos presenten en el trámite de la inscripción además de la pareja.

Hay dos maneras formales para constituir una unión de hecho:

–          Por una escritura notarial o,

–          Inscripción en el registro de parejas de hecho.

En la segunda opción exige un periodo de convivencia mínimo y variable según la regulación de cada Comunidad Autónoma. En algunos lugares, este requisito no se aplica si la pareja ya tiene hijos. Además, se debe presentar:

  • Documentos de identidad (DNI)
  • Libros de familia respectivos
  • Rellenar un formulario que proporciona el registro
  • Algún documento que acredite la convivencia de un año que se exige.

Si alguno de ellos ha estado casado anteriormente, también debe aportar la sentencia firme de divorcio o nulidad matrimonial. También se puede presentar de manera voluntaria los pactos de la pareja que regulen sus relaciones económicas.

¿Pueden inscribirse parejas heterosexuales y homosexuales? Sí, siempre que cumplan con los requisitos generales

No podrán formar parejas de hecho:

Los menores de edad no emancipados.

Aquellas personas ligadas por vínculo matrimonial no separados judicialmente.

Las personas que forman una unión estable con otra persona.

Los parientes en línea directa con consanguinidad o adopción dentro del tercer grado.

No se puede pactar la constitución de una pareja estable no casada con carácter temporal ni someterse a condición.

Si un español registra una pareja de hecho con una persona extranjera con o sin papeles, en ese momento que se contrae este tipo de unión, la persona extranjera obtendrá una tarjeta familiar de residente comunitario.

Para ampliar detalles sobre las parejas de hecho puede  consultar al grupo Emigrando.net, donde expertos le apoyarán en el abanico de gestiones que requieran de Extranjería en España.

×