No siempre. Por regla general los hijos de extranjeros adquieren al nacer en España la nacionalidad de sus padres, nuestra legislación contempla algunas excepciones.

Según el Instituto Nacional de Estadística, alrededor de un 20% de los 168.047 niños nacidos en España en el primer semestre de 2020 (último dato oficial ofrecido por el INE), eran hijos de madre extranjera.

Ahora bien, según el artículo 17 del Código Civil, son españoles de origen los niños nacidos de padre o madre españoles. Por tanto, la regla general es que los hijos nacidos en España de padres extranjeros adquieren la nacionalidad de sus padres y, por tanto, no son españoles de origen.

 Sin embargo, la legislación española prevé excepciones a esta norma general. Así, en determinadas situaciones y para proteger los intereses del menor, éste adquirirá la nacionalidad española de origen. Esto se produce en los siguientes casos:

-Cuando al menos uno de los padres haya nacido en España. El hijo será español de origen incluso en el caso de que, en el momento de su nacimiento, su progenitor nacido en España no tenga o no conserve la nacionalidad española.

-Cuando ambos progenitores sean apátridas, es decir, carezcan de nacionalidad, o si la legislación de su país o países de origen no atribuye una nacionalidad al niño nacido en España.

-Cuando se desconoce la identidad de los padres. Los menores cuyo primer lugar de estancia conocido sea territorio español adquieren la nacionalidad española de origen por presumirse que han nacido en España.

-Cuando, teniendo menos de 18 años, sea adoptado por un español. Si el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española en el plazo de dos años a partir de la adopción.

Además, la adquisición por opción es un derecho de las personas adoptadas por españoles después de los dieciocho años de edad, derecho que pueden ejercer durante los dos años siguientes a su adopción.

Nacionalidad española por valor de simple presunción: Los hijos de padres naturales de Argentina, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, Colombia, Costa Rica, Cuba, Guinea Bissau, Panamá, Paraguay, pueden solicitar la nacionalidad española por valor de simple presunción, ya que la legislación de su país no los reclama como nacionales al nacer, Perú, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Uruguay. Y, finalmente, la nacionalidad se adquiere “por carta de naturaleza” cuando el Gobierno la otorga discrecionalmente a determinadas personas en las que concurren circunstancias excepcionales.

Como ya sabemos, aquellos niños que nacen en España no siempre son españoles. Sin embargo, aquellos niños que nacen en España, al año de residencia legal y continuada pueden solicitar la Nacionalidad Española por Residencia.

Para solicitar la Nacionalidad en estos casos -cuando son menores de 14 años-, los padres deberán solicitar al Juez del Registro Civil de la localidad de Residencia un Auto Judicial que establezca que los padres del interesado  o su representante legal podrá formalizar la solicitud si previamente ha obtenido la autorización del Juez; es decir, un documento que emite el Juez en el cual autoriza a los padres y representantes legales del menor de catorce años a que en nombre de éste promuevan el expediente gubernativo para la obtención de la Nacionalidad española por Residencia en interés del menor.

Si tiene un bebé nacido en España y desea que obtenga la nacionalidad española, puede  consultar al grupo Emigrando.net, donde expertos le apoyarán en el abanico de gestiones que requieran de Extranjería en España.

×